Las viviendas de protección oficial disfrutarán de una bonificación del 50%, durante el plazo de tres años, contados desde el ejercicio siguiente al de otorgamiento de la calificación definitiva.

Además las viviendas de protección oficial disfrutarán de una bonificación del 25% de la cuota íntegra del impuesto, durante el 4º y 5º desde el ejercicio siguiente al del otorgamiento de la calificación definitiva.

Y adicionalmente las viviendas de protección oficial disfrutarán de una bonificación del 10% de la cuota íntegra del impuesto, durante el 6º y 7º desde el ejercicio siguiente al del otorgamiento de la calificación definitiva.

La bonificación se concederá a petición del interesado, la cual podrá efectuarse en cualquier momento anterior a la terminación del período de duración de la misma y surtirá efectos, en su caso, desde el período impositivo siguiente a aquél en que se solicite.