El sujeto pasivo en el IBI es el propietario, y por tanto, el recibo se emitirá a nombre del mismo.